BUIL/AINSA

       ..... y la veneran nueve días en aquélla, [en la ermita] con continuo concurfo de los fieles, y fi a la novena primera no llueve comienzan otra figuiendo la Doctrina tan Christiana de repetir nueftras peticiones, y no ay experiencia de no haber llovido, hechas eftas deprecaciones pías.

          Y sigue con un detalle histórico:

                     Año de 1720: cayó en el día 1 de la Pafcua del Efpíritu Santo, grande piedra, y fue tal la ruina de las mieffes que uno de los que la vieron, afirma que no fe conocía que en aquellos campos azia la Iglesia de N. Sa. fe hubieffe sembrado grano alguno, lo cual, no oftante, el lunes inmediato al día de la Dominica de Pentecoftés (como es costumbre todos los años) dichas Iglefia, y Villa fueron en Procefsión a celebrar una Miffa Solemne a honra y gloria de fu patrona, y vieron defpués el favor grande que efta obró en los términos de dicha Villa, pues las mieffes bolvieron a crecer de nuevo y fue tan copiofa la cofecha, como fino hubiera caído piedra fobre ellas.

En la actualidad, se celebra misa en la ermita todos los sábados del mes de mayo como recuerdo, muy posiblemente, de las que antaño se celebraban todos los sábados comprendidos entre el 3 de mayo y el 14 de septiembre por un prior del Monasterio de San Beturián.

11. Faci, R. A., (pág. 496)

 

"De nave rectangular con cabecera rota, un poco más estrecha y baja orientada al este, cubiertas ambas con bóvedas de medio cañón. Vano en el lado sur de la cabecera, adintelado y con derrame. Puerta a los pies, desde la que se desciende  a la nave mediante tres altos escalones redondeados, en arco de medio punto rebajado, con dovelas engatilladas, protegidas por un tejaroz de losas  sobre tres ménsulas de madera. En una de las jambas se halla grabado "1903 AROYO"."(GC, I 49). La ermita se encuentra al oeste de Aínsa. Junto al Mesón, se asciende por un camino encementado y a unos 15 minutos aparece la ermita junto a unas bordas. La fiesta se celebra en mayo el lunes de Pentecostés. se hace misa, se bendicen los términos y se cantan los gozos. Hay reparto de torta bendita y almuerzo de los romeros por las eras del entorno. Antes de la guerra los vecinos preparaban en sus casas caracoles y ajaceite, que se comían en los porches de la plaza. El Ayuntamiento ponía el vino para todo el mundo y los miembros de la corporación comían en el centro, junto a la cruz que se hallaba entonces en la plaza. después demuchos años de olvido, esta tradición se ha recuperado en parte gracias a la participación de vecinos entusiastas: se preparan caracoles con ajaceite y vino para todos los asistentes y después hay baile en la plaza; los vecinos que lo desean aportan "la voluntad" para los gastos de la fiesta. En épocas de sequía se invocaba con novenas a esta Virgen para pedir agua. dice Faci (11):