Nave, posiblemente cubierta con pares de madera, presbiterio con bóveda de cañón y ábside semicircular con cuarto de esfera. el ábside posee imposta corrida, y el vano, centrado, parece de derrame interno - desaparecido -. Un pequeño nicho aparece en el lado de la epístola. Se encuentra a unos doscientos metros al sureste de la iglesia parroquial de Guaso. Llegamos a ella tomando desde O´Grau el camino que usaban los vecinos de este barrio para ir a misa. Es posible que antiguamente esta ermita fuera la parroquia del primitivo Guaso. No hay recuerdo de celebración alguna pero nos han dicho que San Quílez es abogau de la lluvia, su madre se llamaba Julita y a los dos los mataron muy jóvenes en tiempos del emperador Diocleciano.