Obra sencilla de tipología popular restaurada en 1959. se halla en una era cerca de Casa Sampietro. Se celebra fiesta en esta ermita el día 5 de febrero, día de Santa Águeda, la víspera, al atardecer, se encienden hogueras como preludio de la fiesta. Al día siguiente hay misa y a la salida Casa Sampietro reparte postres, ya que esta santa es la patrona protectora de la casa. Se conserva en la ermita un exvoto que sirve a los vecinos para demostrar la "fuerza" de esta ermita porque "una señora que tenía un mal en sus pechos, se invocó a Santa Águeda y se curó".