Zoológicamente el jabalí posee gran interés, es uno de los unguligrados vivientes más generalizados y ocupa todavía el mismo hábitat que sus más remotos antecesores. Su carácter de animal no especializado se evidencia por la estructura de sus dientes y por su número, 44; por el número total de dedos, 4; por la estructura de las patas y por la naturaleza simple de su estómago. Es muy perseguido en el Viejo Mundo donde constituye un deporte favorito de caza, que puede hacerse de distintos métodos tales como el acecho, ojeo y acoso. Es un animal muy prolífico y por este motivo es un serio peligro para la agricultura. Entran en celo a finales del otoño o inicio del invierno, las hembras adultas antes que las jóvenes. Las hembras alcanzan la madurez sexual hacia los 8 ó10 meses, aunque no suelen quedar preñadas hasta el segundo celo. Los machos son capaces de fecundar con dos años, pero es más normal que las cubran a los tres, manteniendo fuertes peleas entre ellos por el dominio de las hembras, llegando a producirse grandes heridas en los costados, que generalmente no pasan a mayores debido a la gruesa capa de grasa que tienen en ese momento. Tienen una camada al año, pariendo las primerizas de 2 a 4 jabatos y 4 a 6 las adultas.
 La gestación dura aproximadamente 125 días y antes de parir, la hembra se separa de la piara para construir un lecho de hojas, musgo y helechos, que alcanza un espesor de aproximadamente 30 cts. en lo más profundo de la espesura. Los partos son escasos en enero y febrero, produciéndose la mayoría en abril, y relativamente abundantes en marzo y mayo.
Fundamentalmente nocturnos y crepusculares, sedentarios durante la mayor parte del año. Durante el día se encuentran normalmente descansando en sus encames, preparados en zonas solitarias y apartadas, preferentemente secas y soleadas. Recorre amplias zonas en busca de alimento, con largos desplazamientos a veces con un característico trote, conocido como "trotecillo cochinero". Las hembras dirigen los grupos familiares o piaras, los machos adultos solo se acercan cuando hay hembras en celo. Los machos adultos solitarios suelen ir acompañados por uno más joven, denominado "escudero", que abre camino en sus desplazamientos. Los jabalíes gustan bañarse en el barro como forma de desparasitarse, frotándose posteriormente contra la corteza de los árboles más rugosos.

 

Orden   Artiodáctilos
Familia   Suidae
Nombre científico   Sus scrofa
Nombre castellano   Jabalí
Nombre popular en Aragón   Xabalin

Cerdo salvaje nativo de varias partes de Europa, Asia y Africa del Norte, en los años 20 se aclimató perfectamente en América. Este animal euroasiático (sus scofra) se cree que es el antecesor del cerdo doméstico. El cerdo salvaje de la India es el sus cristatus. El cuerpo de los jabalíes está cubierto por largas cerdas bajo las cuales se esconde una segunda capa de borra más suave, que en el adulto es de un tinte uniforme y que en los más jóvenes (rayones) es rayada. Las guardas distantes y muy marcadas de sus plantas relativamente llanas permiten a los jabalíes nadar en los pantanos cuando viven en zona de esas características, en tierra, para andar usan solamente los dedos medios pues los laterales quedan demasiado cortos para apoyarse en el suelo. Los jabalíes miden alrededor de 1,5 metros y pesan unos 150 kilos. Prácticamente son son omnívoros, no obstante se alimentan especialmente de raíces, bulbos y tubérculos. hozan entre la vegetación valiéndose de su prolongada y sensible jeta, así como de los colmillos, los cuales pueden alcanzar hasta 30 centímetros de longitud. En los machos los caninos están muy desarrollados, lo que les conviene en adversarios peligrosos.