FOTOS DE BOLTAÑA

Puente Romano Castillo
Campo de Villaboya Monasterio
La Ferrera La Gorga
Fábrica de Harinas Monumento Danzantes
Ermita Santa Lucía Ermita San Sebastián
Ermita Santa Bárbara San Fertuoso
Mesón de Latre Mesón de Sta. María
Mesón d´o Piojo Ermita San Andrés
Campo Fútbol (invierno) Antigua Pasarela
Polideportivo Teresa Palacio Escuelas
Molino viejo Juzgado 1.ª Instancia
Antiguo Cuartel  
 

Ayuntamiento que engloba los siguientes anejos: Aguilar, Alastrué, Pardina de Albás, Ascaso, Mesón de Barranco Fondo, Bibán, Campodarbe, Espierlo, Mesón de Fuébola, Mesón de Latre, Luparuelo, Margudgued, Matidero, Miz, Morcat, Morillo de Sampietro, Mesón d´o Piojo, El Pueyo, San Fertús, Santa María, San Martín, San Velián, Seso, Sieste, Silves Alto, Silves Bajo, Torrolluala de L´Obico, Torrolluala de la Plana, La Valle. A 643 metros de altitud; posee todos los servicios necesarios para acoger al visitante, en este tema en el verano pasado (2005) fue inaugurado un importantísimo centro hotelero, ubicado en el lugar del antiguo Monasterio - (Villa Carmen-La Alfaya....) purista iglesia barroca del siglo XVIII, ver UN CARMELO EN EL PIRINEO - que se une al ya conocido Hotel Boltaña; también cuenta con dos Campings, y una zona de acampada en Silves Alto, Tomás y Maruja son las personas que la regentan y se encargan de que los visitantes y campistas que por allí pasan se encuentren a gusto y perfectamente servidos, tienen una web que es la siguiente: http://www.staragon.com/acampadasilves/.  Cuenta con varios bares y cafeterías, así como con distintas casas de Turismo Rural. Capital de la Comarca del Sobrarbe se halla en pleno desarrollo y ante unas perspectivas al respecto mucho más que interesantes. Sobre historia y arte podemos decir que los hallazgos de la Faja del Prior (restos cerámicos y monetarios de cecas hispano-romanas como antigüedad máxima) nos remontan al claro origen del núcleo boltañés en torno a los primeros siglos de la Era Cristiana. La Boltaña actual modela su estructura en época medieval, iniciando un tímido desarrollo al amparo del Castillo que toma cuerpo en el vértice de un altozano en forma triangular. La fortaleza existía ya en el siglo XI, poseía torre exagonal y recinto murado, cuya puerta de acceso (con arco doblado) abría en el paramento este; esta puerta, elemento importante para su datación, ha pasado inadvertida aun en los más recientes estudios sobre el tema. Sería el siglo XVI el que abriría nuevos horizontes: se elevó la iglesia (planta de tres naves, ábside poligonal y bóveda estrellada; recrecimiento de la torre, obra acronológica, pero en nuestra opinión construida a partir de fines del XV en concordancia con los campanarios defensivos del área) y también sólidos inmuebles de carácter civil, como la mansión de Joan de Lacorte, con excelente vano en 1573 (antigua casa-cuartel de la Guardia Civil). Lentamente Boltaña se va convirtiendo en catalizador de los intercambios comerciales entre la montaña y las hondonadas del sur sobrarbense; a comienzos del siglo XX, Boltaña con 1191 habitantes, duplica o triplica  a Broto (314), a Bielsa (468), a Torla (425), a Aínsa (414) y no digamos a Sabiñánigo (112), foco que hoy captura importante flujo económico de antigua área de influencia boletana. Las ferias de Boltaña, elemento clave de su desarrollo, y los mercados dominicales, llegaron con plena vigencia hasta 1950. Una década después el chorro turístico vendrá a paliar, en parte, el despoblamiento masivo de los territorios circundantes. También la estructura urbana va a sufrir una metamorfosis profunda. En los años cuarenta solamente el Hotel Ara, la Fábrica de Harinas, Mesón de la Rosa, Parador de San Martín y la Casa Roja dispersaron sus construcciones junto a la carretera; en los años 60 se inicia le erección de bloques de viviendas en esta zona baja, esto se acelera en los 70 y en la actualidad hay mucha más población en este sector que en el casco viejo (fenómeno de iguales características ocurre en Aínsa). Hoy Boltaña es una población de servicios, con escasa producción agrícola y ganadera y poco significativa industria, (embutidos); está en proyecto un polígono industrial que representa la esperanza del auge de este sector. Varias son las ermitas de Boltaña, a saber: Santa Lucía, San Sebastián, Santa Bárbara, San Andrés y la desaparecida de San Pablo, que estaba ubicada en el lugar que ahora ocupan los Juzgados, al lado del antiguo cementerio y que según nuestras informaciones desapareció sobre 1984. Otros apartados en esta misma página completan la información sobre la Villa de Boltaña, a buen seguro la más hermosa del Sobrarbe; pueden verse los que tratan sobre las Fuentes de Boltaña y sobre la afición al deporte de la pesca de La Trucha y a la recolección de otro importantísimo fruto de esta tierra Las Setas; también hemos incluido un comentario sobre el deporte favorito de muchos boltañeses, la caza de El Jabalí.