Pueblo que pertenece a Broto, 863 m. de altitud, fue municipio propio hasta los años 40 que pasó a depender de Broto; localidad establecida a orillas del Ara, a la izquierda, junto a la carretera comarcal C-138. En torno a la población se extiende  una dilatada planicie con buenas posibilidades agrícolas y montes bien forestados que permiten explotación de alto rendimiento. El casco urbano de Sarvisé está prácticamente compuesto por edificios de nueva planta, puesto que la guerra civil lo sumió en lamentable estado ruinoso; de su parroquia románica solo quedó la torre, pero tras el lavado de sus paramentos ha quedado también nueva. La casa del antiguo marqués de Sarvisé tuvo torreón defensivo, sólo restando zócalo de unos 4 metros de altura que incluye algunas aspilleras. Ermita Virgen del Bun, compartida con Buesa (las mujeres de esta población iban descalzas en sus visitas peticionarias), Ermita de San Cristóbal, popular, sala rectangular, testero recto y puerta adovelada al sur.