veraniegas, campamentos...) también supone una importante fuente de ingresos municipales. Tiene un habla característica: el belsetán. Original y famoso carnaval, el más caracterizado y rico en personajes, participación popular y asistencia masiva de espectadores de toda la provincia. La Casa Consistorial es del s. XVI, bello edificio civil renacentista de un solo cuerpo con soportales en los bajos, vanos simétricos, el central más amplio y elaborado, garitón circular formando la esquina meridional -edificio restaurado-. Iglesia parroquial del s. XVI, de enormes proporciones; planta de tres naves, puerta al sur y torre a los pies (reconstruida). Las fiestas tradicionales se celebran el 15 de agosto y se ha perdido casi todo del bello folklore belsetano, cuyos bailes típicos son el "chincheclé", los valses de la gaita y de las flores y el tin-tan; diecisiete bailes con aires varios: vals, mazurcas, pasavillas, trespuntiaus, balsurrianas, etc., el traje con pequeñas variantes se parece al de Plan y Gistaín. Bielsa es la capital blanca y atractiva, bajo el gris plomizo de sus tejados de pizarra, coronados de orondas chimeneas, con sus señoriales casonas, de un complejo montañoso cuajado de masas rocosas, cimas, heleros, graveras y lagos azules que rodean y contrastan una serie de amenos valles pletóricos de fecundidad vegetal, engalanados con los mil tonos de verdor de las pinadas, abetales, hayedos y praderíos entre los que multitud de riachuelos saltan jubilosos o se remansan en sus pedregosos cauces, formando todo ello un conjunto de extraordinaria sugestión, lleno de paz y de dulzura.

Más información sobre este tema en:

www.barranque.com/guerracivil/peraltillensesbielsa.htm

 

 

Esta pintoresca villa en el año1981 tenía 331 habitantes, y posee Ayuntamiento propio, al que se adscriben las siguientes entidades. Chisagués, Espierba, Javierre y Parzán. Su altitud es de 1053 m. sobre el nivel del mar. Caserío articulado en torno a la plaza mayor y red viaria de compleja trama, pero corto desarrollo. Los edificios poseen, por lo general, características pirenaicas, con típicos tejadillo de pronunciadas pendientes, abundando los de doble inclinación y faldón corto transversal al espinazo con rompeaguas. En realidad es un pueblo nuevo alzado tras la escombrera que dejó la "Bolsa de Bielsa" en la guerra civil. Bielsa es un pueblo ganadero y de notoria riqueza forestal, pero la principal fuente de ingresos es el cada día más floreciente negocio del turismo palpablemente incrementado con la apertura del túnel transpirenaico Bielsa-Aragnouet, cerrado durante el periodo invernal. Su control sobre el valle de Pineta (colonias