del barranco de Forcos con el río Ara, muy atento se debe andar para encontrar el altar exterior que delata la situación de la ermita y tras grandes zarzas y abundante maleza localizar la puerta de la cueva que tan solo tiene una altura de 50 cm., el interior no contiene nada destacable, en todo caso un suelo natural brillante de tantas pisadas recibidas a lo largo de los años. No se conoce documentación escrita al respecto salvo el acta de un pleito fechado en 1750 en el que se aprecia la reticencia de los vecinos a pagar los servicios al párroco, dice así: "Valerio Vernués, en nombre y como procurador de D. Domingo Fanlo, Rector de Bergua, en los autos y causa de décimas de mi parte tiene pedido le paguen sus feligreses de judías y demás legumbres, cáñamo, queso, ternascos lechales y lechones. Ante Vd. parezco y en la mejor forma que puedo y haya lugar digo: Que el dicho D. Domingo Fanlo, mi principal, es Rector de los Lugares de Bergua y Ayerve, y como tal, diezmador universal de todos los frutos que se hacen y crían dentro de los términos de los mismos lugares..."

FOTOS

     
     
     
     

Desde Fiscal, tomando la pista que sale nada más cruzar el puente sobre el Ara, esquina con el bar Castilla, se empieza a subir de forma suave, la pista está transitable para todo tipo de vehículos, por esta pista llegaremos , tras 7 Km. de recorrido a la entrada de Bergua, allí aparcaremos y empezaremos, una vez cruzado el pueblo, a bajar por la vereda hasta el barranco de Forcos donde unos sencillos puentes van a servirnos de referencia, una vez que hayamos atravesado el Barranco de los dos sendajos que nos encontraremos, tomaremos el de la derecha y sin dejarlo por una suave pendiente, deberemos caminar alrededor de una hora e ir muy atentos , puesto que allí es fácil confundirse y no dar con la Iglesieta de los Moros; este término "de los moros"... se debe, tal vez, al tan socorrido y tan frecuentemente usado tópico que por tradición el pueblo ha usado, que a falta de conocimiento del origen de algunas construcciones antiguas pues denominarlas..de los moros..; En la actualidad en Bergua tan solo viven algunas personas y esto en verano y en época de caza, nos comentaba una señora mayor que había emigrado a Barcelona y que añoraba como era antes el pueblo, pero también que jamás había visitado este eremitorio. Éste aparece después de andar como una hora  por la senda que asciende al otro lado del barranco y que es el antiguo camino que llevaba a Ayerbe de Broto y al desaparecido monasterio de San Pedro de Rava, en la confluencia