Localidad del antiguo término municipal de Sieste, hoy integrado en el de Boltaña, su primera mención documental data del siglo XV. Se encuentra situada en el interfluvio de los ríos Isuala o Balcés y Vero, a 1150 m. de altitud. En las alturas de un cerro se edificaron tres viviendas al amparo de un castillo, todavía en uso en el siglo XVI; más tarde surgió el barrio de expansión al pié de la falda, junto a la fuente, con una calle empedrada tapada por dos pasos abovedados. La arquitectura popular sigue los parámetros del Sobrarbe, tanto en elementos estructurales como decorativos. La Iglesia Parroquial es barroca del siglo XVII; está compuesta por una nave terminada en ábside plano y techada con bóvedas de lunetos y de cañón en la cabecera. La casi despoblación del pueblo ha hecho mella en los edificios, que se encuentran, la mayoría, en ruina generalizada.

 

 

 

 

Iglesia Parroquial