Saliendo de Boltaña por la carretera de Broto nos desviamos por el puente que cruza el río Ara, junto a este puente podemos contemplar el Monumentos a los Danzantes del Valle del Ara, nada más cruzarlo tomaremos la pista que sale a la derecha y que tras un par de kilómetros de recorrido, en el que se pasa junto a las instalaciones de los campamentos de verano de los Agustinos, llegaremos al caserío de Seso. Poco antes tenemos la opción de tomar la senda que sube a las Cuevas de Seso, llegar a ellas nos llevará como una media hora y es aconsejable ir provistos de una linterna para poder disfrutar de una visión correcta de las mismas.