Aguilar es un núcleo que está habitado por tres personas desde hace unos 8 ó 10 años, su labor principal, además de la restauración de una parte del pueblo, es la elaboración de patés y mermeladas, también algún otro producto; a Aguilar se puede acceder desde la carretera de la Guarguera tomando la pista que sale a la izquierda del Mesón de Fuebla y también lo podemos hacer por la pista que sale junto al viaducto de Ferrera que además de ir hasta Silves lo hace, desde aquí, a Aguilar. La iglesia parroquial del lugar, dedicada a San Miguel se halla en lo más alto de un pequeño cerro a poniente del caserío. Algo enmascarada por árboles que la rodean, es fácilmente localizable por la torre que se elevó sobre la capilla añadida en época tardía en que la adosaron a su muro sur